Las grandes historias siempre empiezan de la forma más sencilla.​

O Boticário es la antigua denominación de "farmacéutico" y fue el nombre adoptado por Miguel Krigsner, para su farmacia de creación, que abrió sus puertas el 22 de marzo de 1977 en el centro de la ciudad de Curitiba, situada en el estado de Paraná, Brasil. La idea surgió tras un curso en Porto Alegre en el que participó Krigsner y en el que se empezó a redescubrir la manipulación artesanal de los medicamentos, dando al paciente una opción de tratamiento personalizado, principalmente dentro de la dermatología. ​

En lugar de mostradores llenos de medicamentos, la tienda contaba con una sala alfombrada, un sofá, revistas y café para los que querían esperar a que les prepararan la receta. Fue el inicio del servicio especial que la marca mantiene y mejora hasta hoy. En poco tiempo, sobre todo gracias al voz a voz, la gente empezó a ir a la farmacia en busca de productos, que ya eran sinónimo de calidad. Fue en este contexto que Miguel Krigsner comenzó, tras manipular las recetas, a fabricar productos con la marca O Boticário. ​

Inició batiendo las cremas en una batidora que su hermana había dado como regalo de bodas. Así nacieron los primeros productos: una crema hidratante, un shampoo y una espuma de baño a base de algas; y por supuesto la primera colonia de la marca, hasta hoy famosa, Acqua Fresca. ​

En 1979, ya con varios productos de la marca O Boticário, abre la 1ª tienda exclusiva en el aeropuerto de Curitiba, con la que rápidamente se convierte en un referente de perfumería y cosmética deseada por todos los demás estados de Brasil, muy publicitada y llevada por las tripulaciones que pasaban por ese aeropuerto. ​

En pocos años, la pequeña farmacia de antaño dio paso a la mayor cadena de perfumería y cosmética del mundo, con más de 3.600 tiendas en Brasil y unos 600 puntos de venta en otros países. ​

En 2014 llegó al país de la alegría, ¡COLOMBIA! Para alimentar las historias de vida, transformando pequeños gestos en grandes demostraciones de AMOR. ​

Empezaron con 5 tiendas en Bogotá, ente ellas Hayuelos, Centro Mayor y Titán. A la fecha, la marca cuenta con un portafolio de más de 850 productos, 500 de ellos de origen vegano y suma 17 tiendas entre Bogotá, Medellín y Bucaramanga. O Boticário en Colombia, ha logrado crear historia: sus productos son fabricados por una empresa seria y respetada, con conciencia ambiental, misma que en Brasil se encuentra entre las marcas más importantes y hoy es la cadena de franquicias de belleza más grande del mundo.​

O Boticário es una marca de belleza que inspira a las personas a ver todo con más amor, empezando por ellos mismos. El amor propio es el sentimiento poderoso que permite tener una relación más saludable con la propia imagen, celebrando su diversidad. Desde el amor propio, el cuidado personal está motivado por el placer, no por la obligación o la presión de estándares inventados. ​

Además, nuestro compromiso con las personas se traduce en amor por el planeta. Desde hace más de 20 años no hacemos pruebas en animales, nuestras fórmulas están libres de cualquier elemento prohibido por la Unión Europea y estamos constantemente innovando en formulaciones veganas, envases reciclables, entre otros.​

Nuestra misión es transformar el mundo a través del amor. ​

O Boticário te invita a amarte a ti mismo. Donde hay amor, hay belleza. Donde hay belleza, está O Boticário.